Escribe: Enrique Vilanova
La imparable ola de accidentes de tránsito que se registra a lo largo y ancho de la provincia sumó ayer un nuevo y preocupante episodio. Un jovencito de apenas 21 años de edad, que conducía su automóvil en compañía de su hermana de 24 años resultó con lesiones de gravedad en la zona craneana y se encuentra internado en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital Enrique Vera Barros en estado delicado y conectado a un respirador artificial. Se trata de Nicolás Miguel Tello 21), quin conducía su automóvil en compañía de Marianella Tello (24), quien resultó ilesa. Ambos jóvenes son oriundos de Ulapes.
Fue ayer, a las 9.00, en la Ruta 33, unos 20 kilómetros antes de la localidad de Ulapes, en el departamento San Martín. A esa hora circulaba por esa ruta un automóvil VW Gol, conducido por el joven Nicolás Miguel Tello 21), quien lo hacía en compañía de Marianella Tello (24). Por causas aún no establecidas en el lugar el joven perdió el control del automóvil que salió disparado hacia el carril contrario y en el brusco intento de regresar a su carril original el auto comenzó a dar tumbos hasta que se detuvo y quedó en posición normal.