Su palabra siempre es escuchada en el Mundo Boca​. Pero en estos últimos tiempos en que los nubarrones poblaron el cielo del club, luego de una nueva eliminación ante River que dejó en la cornisa a Gustavo Alfaro, la opinión de Juan Román Riquelme es especialmente valorada. En ese sentido, apareció con una confesión inesperada: "Yo creo que no me hubiese animado a jugar este partido", aseguró en una entrevista con Fox Sports. Y en cuanto a las elecciones en Boca, dejó una definición contundente: "No soy oficialista ni opositor. Estoy cansado de verlos disputándose el poder". Y después subió la apuesta: "Si hay unión, puedo pensar en ser presidente".

Por ahora, el ídolo de Boca se prepara para volver, al menos por un rato, a deleitar a sus hinchas en el partido homenaje. "Para mí va a ser maravilloso volver a entrar a la Bombonera", comentó. Pero consultado sobre si hubiera querido jugar los últimos Superclásicos, explicó: "Agradezco a los jugadores que jugaron a la semifinal. Sufro en mi casa, y sufro cuando River nos gana, pero yo no me hubiese animado a jugar estos partidos. Me ponía en lugar de ellos y hay mucha presión".