Franco Mussis tuvo un gran partido frente a Newell´s el pasado domingo. El Indio confió en él para reemplazar al expulsado Víctor Ayala, y el nacido en Los Hornos no lo decepcionó para nada. Creció en un segundo tiempo en el que el Lobo lo necesitaba y fue fundamental dentro de un mediocampo que no dejó respirar al equipo rosarino para conseguir el pase a la siguiente instancia de la Copa de la Superliga. Ya más tranquilo, y con la clasificación en la mano, el “Gordo” dialogó con este matutino y compartió sensaciones tras lo que fue su mejor partido tras el retorno a Gimnasia.

- Jugaste uno de esos partidos que necesita el equipo y que también necesitabas vos, con carácter y que se termina coronando con un gran triunfo.

- Sí, sin dudas. Pero esto también es un laburo de los médicos, kinesiólogos y profes. Creo que uno siempre quiere estar al pie del cañón. Necesitaba un partido de esta manera y sentirme bien. Creo que el trabajo invisible se está viendo y el hecho de entrenar doble turno también. Necesitaba esto. Pero más que nada por el grupo que tenemos. Hay una gran calidad humana y nos matamos todos los días. Jugamos con una hombría terrible, con una determinación importante y esto es para todos los Triperos.

- Durante el segundo tiempo te acomodaste mucho mejor que en el primero, ¿no?

- Creo que redondeamos un gran partido. Hemos jugado uno de los mejores partidos de Gimnasia. Hacía mucho que no ganábamos de visitante. Creo que estábamos bien, pero después sufrimos la expulsión de Lore (Faravelli). Pero no nos desesperamos ni nos volvimos locos. Estamos convencidos de lo que hacemos y de los jugadores que tenemos. Fue determinante la entrada del Tanque, que se lo merece. Es una persona muy querida por el plantel. Tiene muchas ganas y hambre, y te contagia constantemente, por eso nos pone contentos eso también. Así que tenemos una alegría muy grande.

- Las ganas que demostraste se vieron en muchos cruces, como por ejemplo el de la puerta del área con Braian Rivero, que después tuvo que salir lesionado.

- Sí, esperemos que no sea nada. Le mando un abrazo a Braian. Justo quedó dividida ahí la pelota y yo trabo con el empeine y él con el lateral interno. Esperemos que no sea nada. Yo vivo el fútbol de esa manera y necesitaba un partido de estos. Me sentí bien, me sentí bien con la pelota...en líneas generales redondeamos un partidazo y ahora hay que disfrutar, descansar y pensar en el partido que viene, que se viene un rival que juega muy bien al fútbol.

- Estaba muy adversa la situación con el gol en contra y el hombre de menos, ¿en qué momento creés que hubo un click en el juego?

- Creo que en la tranquilidad, en el orden que tuvimos y en la paciencia para manejar la pelota. Nosotros, con diez hombres, hemos manejado bien la pelota y hemos encontrado pases filtrados en donde podíamos lastimar. Y también en los pases largos, al buscar al Negro o al Tanque, que había entrado para jugar de segunda punta. También Maxi y Tija hicieron un laburo muy importante y la línea defensiva tiene una solidez muy grande. Creo que redondeamos un partidazo. Estoy con una alegría inmensa y con una felicidad enorme porque no nos merecíamos irnos de vacaciones. Ganamos de visitante, con diez hombres y con mucha determinación.

- ¿Para vos fue un partido especial porque estabas buscando un partido así, siendo clave en el funcionamiento?

- Quería jugar y demostrar adentro de la cancha el trabajo que uno está haciendo. Salió y entonces estoy con una sensación y una felicidad enorme porque jugué todo el partido, porque me la pude aguantar en el medio, porque me sentí bien con la pelota, porque le pude dar desequilibrio al equipo, o ese buen primer pase. En líneas generales, el equipo hizo un gran partido. Hay que rescatar eso y la tranquilidad que tuvimos en la adversidad. Íbamos 2 a 0, ellos nos habían ganado de local y necesitábamos ganar. Fuimos determinantes en el área.

- ¿Siempre tuviste palabras de agradecimiento para con Troglio, qué palabras tenés para el Indio y su cuerpo técnico?

- Las mismas. De agradecimiento y cariño también. Yo lo tuve en Inferiores y sé lo que labura para el bien de Gimnasia. Todo su cuerpo técnico es del riñón del Club, tienen un gran preparador físico y son excelentes personas. Los quiero mucho y se merecen esto que están viviendo.

- Gimnasia lo ganó porque...

- Por mucho carácter, por mucha personalidad, por mucha determinación, por mucho empuje. Con mucho fútbol. Y vamos por buen camino.