Es un proyecto de seguimiento y revisión de las obras públicas con el objetivo de dar vuelta la página de las denuncias de la etapa anterior Fuente: Archivo

Como prometió el Presidente en su discurso inaugural ante la Asamblea Legislativa, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis , empezará a aplicar en los próximos meses un plan de transparencia para la contratación y el desarrollo de las obras que encare el gobierno nacional en los distintos puntos del país.

Bautizado como "programa de fortalecimiento de la calidad institucional para la transparencia en la contratación de la obra pública", el plan prevé un control ciudadano de los presupuestos y de la ejecución de las obras, a partir de una centralización y apertura de la información de las distintas contrataciones, detallaron a LA NACION en la cartera que encabeza Katopodis. También el uso de imágenes captadas por drones para controlar el avance de las obras.

Si bien en el Gobierno lo señalan como un déficit histórico y lanzan críticas contra las limitaciones del Contrat.ar, el sistema informático de consultas implementado por el gobierno anterior, el ministro tiene el desafío de cambiar la imagen que dejó en ese cargo Julio De Vido, ministro de Planificación Federal durante los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Kirchner.

El plan que se dispone a aplicar Katopodis tiene cuatro ejes: el desarrollo de un observatorio federal, con participación de universidades y organismos internacionales; la promoción de un "control social" de la obra pública, con la creación de una unidad de transparencia independiente; la digitalización de los trámites de contratación y la inyección de recursos tecnológicos en los procesos de control, y la puesta en marcha de un portal de datos abiertos.

En el ministerio que dirige Katopodis explican que el plan ya se puso en marcha pero que llevará unos meses que esté funcionando a pleno. El primer paso será la creación del portal de datos abiertos, con la información disponible sobre los proyectos en ejecución y sobre todos lo ejecutado en los últimos tres años.

En simultáneo, el ministro avanzará en el desarrollo de la unidad de transparencia. "Vamos a poner a alguien independiente. Puede ser que sea alguien de una ONG, de una universidad, o alguien de la oposición", dijeron en el entorno de Katopodis.

Otra instancia que el ministro espera inaugurar en el corto plazo es el observatorio federal, un espacio en el que pretende involucrar a universidades, organismos internacionales y miembros de la oposición. El observatorio tendrá la misión de establecer las herramientas de transparencia e integridad en la contratación de la obra pública.

Para que este giro tenga efectos en todo el país, el ministerio que dirige Katopodis intentará lograr la adhesión de provincias y municipios. El objetivo también es favorecer la participación de pymes de la construcción y facilitar la subcontratación de cooperativas y empresas de la economía social, en particular para el desarrollo de obras de Argentina Hace, un programa que lanzó el Presidente la semana pasada.

Otro punto que genera gran expectativa en la Casa Rosada es la modernización de los métodos de inspección de avance de obras, por medio de tecnología que permita controlar de manera remota el cumplimiento de los plazos.

En el ministerio detallaron que ya están en proceso de revisión imágenes satelitales, vuelos de relevamiento fotográfico y el uso de drones, con el objetivo de usar el material para medir el avance de las obras públicas antes de definir pagos y redeterminaciones de costos.

ADEMÁS