ESTADOS UNIDOS, Phoenix.- Una mujer saltó una valla prohibida en un zoológico de Arizona, con el fin de tomarse una selfie, y el resultado fue un feroz ataque, que pudo costarle la vida. 

Los empleados del zoológico Wildlife World dijeron a una cadena local que la mujer se metió al espacio del Jaguar, para tomarse la foto, y en ese momento el animal la atacó, causándole unas heridas bastante grandes y profundas en los brazos. 

El felino la tenía acorralada contra la verja de seguridad, pero otro de los visitantes del zoológico logró rescatarla, agarrándola y sacándola del espacio del animal. 

Según el director del lugar, "no hay forma de poder evitar que la gente se salte las vallas. Pero tienen que saber que están ahí por una razón". Además dijo que no es la primera vez que el animal ataca alguien, pero bajo las mismas circunstancias, y fue menos delicado que en esta ocasión.

El hombre que pudo rescatarla, Adam Wilkerson, dijo que el animal la tenía tomada con sus garras, y que su madre, "al ver lo que pasaba, metió una botella de agua entre la valla y comenzó a moverla" de manera que el felino se acercó a ella y soltó a la mujer. "Es entonces cuando la agarro por el torso y la jalo", continuó el héroe de esta historia. 

El director del zoológico dijo que por ser un incidente que no fue culpa del felino, éste no iba a ser sacrificado. También envió un mensaje a la familia de la mujer, pidiendo que se recupere. "Por favor, comprendan que las vallas están allí por una razón", dijeron.