La ex presidente Cristina Fernández de Kirchner viajó esta madrugada a Cuba para acompañar a su hija Florencia, que atraviesa un delicado estado de salud.

Esta mañana, el equipo de comunicación de la ex jefa de Estado difundió un video de casi cinco minutos donde se pueden ver imágenes de la joven cineasta y se escucha la voz en off de CFK, quien explica cuál es el cuadro que atraviesa su hija.

"Mi hija, Florencia, producto de la persecución feroz a la que fue sometida, empezó a tener severos problemas de salud. El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud", introdujo Cristina.

Y continuó: "Es muy terrible para una joven, que la acusen de haber ingresado a una asociación ilícita el mismo día que murió su padre, sí, el 27 de octubre de 2010".

La actual senadora nacional de Unidad Ciudadana contó que como consecuencia de la patología, su hija "No puede permanecer sentada ni de pie por períodos prolongados de tiempo".

En ese sentido, Eduardo Valdés detalló que Florencia "está con ataques de pánico, de angustia. Hace un tiempo que venía mal y parece que en Cuba ha recaído. No quiere comer. Está muy debilitada. No dormía bien por las noches cuando estaba en Argentina. Tenía miedo que en medio de la noche un patrullero se la lleve detenida", afirmó el ex embajador en el Vaticano, en diálogo con Radio Rivadavia.