El periodista Jaime Bayly volvió a recordar en su late night show al desaparecido expresidente peruano Alan García, quien la semana pasada se quitó la vida en su domicilio cuando estaba por ser detenido por sospechas de corrupción con la obra pública en la causa Odebrecht.

"Alan García recibió en su casa el pasado miércoles a un fiscal y a un cuerpo policial que llegaba a detenerlo. No sabía yo que el fiscal y la Policía antes de ingresar en su casa habían dicho que solo iban a practicar un allanamiento y una vez dentro revelaron la carta escondida, que lo iban a detener preliminarmente", comenzó en su programa "Bayly".

"Alan había dicho reiteradamente a sus colaboradores y amigos que el nunca iba a ir a la cárcel, y que se quitaría su vida en caso de que intentasen esposarlo. García se vio privado de su propia escolta que fue neutralizada por los policías, les quitaron sus celulares y los encerraron en una habitación. Asimismo, a las dos empleadas domesticas las encerraron en la cocina", detalló.

Y agregó en su show que es retransmitido por NTN 24 para Latinoamérica: "El fiscal tenia la orden de detención y evitó decirlo deliberadamente, dijo 'venimos a practicar una diligencia fiscal'. El expresidente estaba impedido de salir del Perú, había una orden de arraigo de 18 meses, no podía salir por año y medio. Hubiera sido mas apropiado que si la Justicia creía que había suficientes indicios de culpabilidad, de haber recibido sobornos de Odebrecht en su segundo mandato, que le dictaran una orden de arresto domiciliario".

Por último, Bayly hizo una fuerte confesión sobre su vida en pleno editorial: "Yo traté de matarme una vez cuando tenia 20 años. Cuento esto porque yo he sido un suicida y soy un suicida potencial y admiro a muchos suicidas. Yo recuerdo que en ese momento antes de tragar todas las pastillas del frasco de somníferos pensaba 'no quiero vivir la vida que me ha tocado', es decir, aceptar públicamente que soy bisexual es una vida que me resulta invivible. No tengo suficiente coraje para revelar que estoy hecho de una madera defectuosa, así lo veía yo en ese momento. Me atrevo a imaginar que él pensaba que el resto de su vida lo iba a pasar en la cárcel, seguramente él pensaba eso no es vida, no es una vida que yo quiera vivir, entonces me exonero de ella".