Muñeca Brava marcó un antes y un después en la carrera de Natalia Oreiro. Si bien no fue su primera aparición en televisión, ya que había trabajado en 90-60-90 y Ricos y famosos, su personaje en la telenovela le abrió las puertas al mundo. Y despertó el furor por ella en Rusia.

Con 21 años, Oreiro se puso en la piel de Milagros Espósito, una chica huérfana, o "la Cholito". La novela comenzó en noviembre de 1998 y terminó en diciembre de 1999. Se emitía de lunes a viernes a las 13.30 por la pantalla de Telefe y se convirtió en un éxito de audiencia. El primer capítulo consiguió casi 20 puntos de rating.