El caso de Brenda González, la bailarina que quedó afuera del Ballet Folklórico de la Provincia por estar embarazada, abrió un debate no solo por la vulneración a sus derechos laborales y los del niño por nacer que implican su situación, sino también generó una discusión en cuanto a la responsabilidad que debe surgir desde el Estado en la protección del patrimonio cultural que significa un artista. Es en ese ámbito que la consagrada actriz catalana Assumpta Serna, referente mundial en la lucha de los derechos de los artistas, brindó su opinión a El Tribuno.

"Estoy absolutamente indignada por el caso de Brenda", dijo la protagonista de películas como "El matador", del director Pedro Almodóvar, y "Orquídea salvaje", en la que actuó junto a Mickey Rourke.

Se enteró de la denuncia de Brenda González y de sus colegas Leonardo Chávez y Mariano Ponca tras la nota que publicó ayer este diario, que le fue compartida por la abogada salteña Lorena Daza, asesora de los tres bailarines junto al letrado Adolfo Colina.

Para entender la relevancia de las consideraciones de Assumpta Serna hay que recordar que ella fue una de la principales impulsoras de la creación en España del Estatuto del Artista y, justamente por lo que representa, forma parte del Comité Ejecutivo de la Academia de Hollywood.

"Lo que pasó en Salta no es ni nada menos lo que pasa en todo el mundo. Tiene que haber un organismo que vele por la ética, porque sin ética no hay trabajo, no es al revés", dijo la actriz.

"Es indignante que Brenda haya sido separada no por motivos técnicos sino por esos motivos que son tan vejatorios para la mujer, para el trabajador, para el propio niño que tenemos que protegerle", agregó Serna.

A pesar de su calidad como bailarina, que la llevó a ser solista en varias presentaciones del Ballet Folklórico, Brenda no pasó el último concurso que se hizo en marzo pasado para cubrir los cargos en el cuerpo de baile oficial de Salta. Claramente, y así lo denunció ante el Inadi, no fue aprobada por su condición de embarazada. Transcurría el quinto mes de gestación cuando realizó las audiciones en los distintos géneros de baile, a las que superó a todos menos a la especialidad de tango, que casualmente es en la que mayores habilidades tiene.

Leonardo Chávez también denunció en el Inadi que fue discriminado en el concurso, por su edad (30 años) y porque no se tuvo en cuenta su calidad técnica en el certamen, la cual certificó en sus ocho años dentro del Ballet con altos rendimientos y excelentes calificaciones en las anteriores audiciones.

La situación de Mariano Ponca tiene que ver más con vulneraciones a los derechos laborales. Se rompió los ligamentos de su rodilla el 5 de noviembre pasado durante un ensayo en la Casa de la Cultura y por esa lesión, de la que aún no se recupera, no pudo participar del concurso. Si bien está cubierto por la ART, técnicamente quedó afuera del Ballet.

El Inadi convocará a una conciliación

Si bien el Inadi es solo un organismo de consulta y no tiene la facultad de emitir sanciones, su intervención en conflictos de discriminación puede ser una vía para resolverlos por medio de audiencias de conciliación o puede sentar un precedente para ser utilizado en el ámbito judicial.
Por el primer camino es que Álvaro Ulloa, titular de la delegación local del Inadi, espera que se solucionen las denuncias que presentó en su dependencia la bailarina Brenda González y su colega Leonardo Chávez en contra del Ministerio de Cultura, Turismo y Deporte de la Provincia por discriminación durante el concurso para cubrir cargos en el Ballet Folklórico de Salta.

El funcionario explicó a El Tribuno que remitió a la oficina central del Inadi, en Buenos Aires, las denuncias de los bailarines y es allí donde le tendrán que poner una carátula a los expedientes y luego la devuelven a Salta. A partir de ese punto es que Ulloa puede convocar a las partes en conflicto a una conciliación. 
Si no prospera ese paso administrativo, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo emite una sentencia sobre el caso por el que es consultado.