Melania Geymonat, una azafata uruguaya de 28 años, que trabaja en la aerolínea irlandesa Ryanair, y su novia estadounidense Chris, viajaban en un colectivo de Londres (Reino Unido), en la madrugada del 30 de mayo pasado. De pronto un grupo de hombres se les acercó y comenzó a insultarlas. Ellas intentaron disuadirlos pero todo terminó en un sangriento e injustificado ataque lesbofóbico

Pasaron exactamente seis meses de aquella injusta agresión y finalmente hubo justicia. La policía de Londres anunció este jueves que los tres acusados por la violenta golpiza se presentaron ante la corte de Highbury y se declararon culpables de haber cometido aquel crimen de odio agravado y de haber manipulado un teléfono robado.