Dirigentes, Diego Milito (secretario técnico), Sebastián Beccacece y el propio Jonatan Cristaldo tomaron una decisión en común: que Churry no siga en Racing. Pero esto nada tiene que ver con que haya quedado al margen de la lista de 22 jugadores citados por el entrenador para el partido de este miércoles ante Athletico Paranaense, desde las 22. Tampoco se relaciona con el interés manifestado por San Lorenzo. ¿Qué pasó, entonces?

Mirá también

El delantero todavía tiene una sobrecarga en ambos aductores y por eso no viajó con la delegación a San Juan. Mientras tanto, sigue esperando definir su futuro, el cual no estará en el Ciclón. Un importante directivo confirmó que desde Boedo preguntaron por el atacante, y que la respuesta fue negativa porque la Academia no quiere transferirlo a otro club de la Argentina. Contrario a esto fue, claro, el pase de Alejandro Donatti al cuadro de Boedo.

Mirá también

Luego de la denuncia que recibió de su ex esposa por violencia de género, hubo un quiebre. Y tanto el jugador como el club empezaron a alejarse cada vez más. Encima, como Beccacece utiliza un centrodelantero en su 4-3-3 y ese puesto hay varios jugadores (Licha López, Cvitanich y Reniero), Cristaldo pasó a ser el indicado para irse producto de que no encaja en el sistema del DT.

De todos modos, Racing no lo soltará fácilmente. Intentará recuperar al menos parte de lo invertido en su momento por la compra de la mitad de su pase en cerca de 400.000 dólares. Hace menos de un mes el Goiás de Brasil lo pretendió, aunque esa posibilidad no prosperó debido a que Racing pidió una suma que los brasileños no estuvieron dispuesto a pagar.

Mirá también

Con vínculo en Avellaneda hasta junio de 2022, la intención del Churry también es emigrar al fútbol internacional. Campeón con Racing en 2019 de la mano de Coudet, fue una de las figuras en la obtención del Trofeo de Campeones por haber participado de dos goles en el 2-0 sobre Tigre, en Mar del Plata. Seguramente haya sido su último encuentro en la Acadé.