La China Suárez volvió a la televisión con un protagónico y nada menos que en una súper producción de época. Argentina, tierra de amor y venganza es la gran apuesta de El Trece y tiene a la actriz muy entusiasmada y feliz. En este marco, realizó una entrevista con la revista Gente en la que habló sobre su presente profesional, pero también personal, junto a su pareja Benjamín Vicuña, quien también participa en la novela. 

 

Aunque en esta oportunidad no les toca hacer de enamorados en la ficción, la vida sentimantel de la pareja goza de muy buena salud, pero también reconoció que el vínculo con su ex pareja y padre de Rufina, su hija de 6 años, se mantiene en muy buenos términos. 

 

También se refirió a la relación con Laurita Fernández, novia de Cabré desde hacer más de seis meses y, a pesar de reconocer que aún no tuvieron opotunidad de cruzarse, lo cierto es que la China dio muestras de estar abierta a mantener un trato cordial y hasta le tiró algunos flores a la bailarina: "Todavía no conocí a Laura, pero sé que quiere mucho a mi hija, y eso me deja tranquila. La cuida, y se lo agradezco. Lo mejor que puede pasarme es verla volver a casa con una sonrisa", destacó la China Suárez.

 

Algo que también acentúa su diferencia con Pampita, la madre de los hijos de su actual pareja, con la que, después de lo acontecido no hubo manera de recomponer las cosas. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Soy una Mujer Feliz 💫✨☺️

Una publicación compartida por Laurita Fernández (@holasoylaurita) el