Muchas son las dudas en torno a la muerte de Natacha Jaitt. Y para que la investigación siga su curso y arroje resultados sobre qué fue lo que ocurrió la noche del 23 de febrero en que la mediática fue hallada sin vida en el salón de eventos Xanadú, ubicado en Benavídez, se están realizando todo tipo de pericias.

 

En el día de ayer, tras casi 11 horas de trabajo, los peritos finalizaron con la apertura del celular de Natacha, marca Samsung. Pudo saberse que los especialistas rescataron 550 videos, más de 15 mil fotos y 169 conversaciones de WhatsApp. Todo ello fue debidamente resguardado con una copia de seguridad.

En cambio la tablet iPad de Apple de la mediática no pudo ser abierta, ya que las claves aportadas por los hijos no fueron las correctas para lograr desbloquearla.

 

El abogado de la familia de Natacha, doctor Alejandro Cipolla, expresó dudas sobre el desbloqueo de la tablet. "Los hijos nos proporcionaron una que no funcionó por lo que no resultaría extraño que alguien la haya manipulado. En cuanto al celular, los peritos nos comunicaron que se evaluará además si alguien ha borrado, manipulado, encendido o realizado cualquier tipo de movimiento posterior a la muerte", dijo.

 

Diego Callegari, Sebastián Fitipaldi y Cosme Iribarren, los tres fiscales que investigan la muerte de Natacha, estuvieron presentes en la fiscalía de Violencia de Género de Tigre, donde se realizó la pericia tecnológica. Según el diario Clarín, en las últimas horas, aparecieron pruebas claves. “Un día antes de la reunión que se dio en el complejo de Villa La Ñata, la mediática le envió un mensaje de voz a un amigo de Mendoza que decía: ‘¿Te bañaste? Me tuvo una hora por teléfono hablando el dueño del salón que voy mañana. Ay, no puedo más’”, escribió.

 

Y terminó: “Mirá el salón, el tipo de eventos que yo hago son estos, eh", decía el segundo audio que pusieron al aire de la ex modelo fallecida. Además, según trascendió, ese mensaje fue acompañado de varias fotos del lugar en cuestión. Lo que probaría que ella se conocía con Rigoni”.