Quique Setién, flamante técnico del Barcelona en reemplazo de Ernesto Valverde, suele tener disputas abiertas con otros colegas, generalmente relacionadas al estilo de juego que él defiende y propone. En los últimos tiempos tuvo dos encontronazos con entrenadores argentinos que dirigen en España: Diego Simeone y Mauricio Pellegrino.  

Mirá también

Con el Cholo se cruzaron cuando Setién dirigía a Las Palmas, en 2016. Antes del arranque del partido, el español le tiró a Simeone: "Estás haciendo un trabajo sensacional, pero no me gusta cómo juega tu equipo". Más tarde, el DT del Atlético le contestaría: "A ese equipo le ganamos 2-0 porque sus jugadores perdieron dos pelotas atrás. Se las robamos y fueron goles. Uno no entrena para sí mismo sino para el club donde trabaja. Siempre hay que tener clara la misión y la función que se cumple, y en qué nivel se desarrolla. No se puede entrenar para gustarse a uno mismo, aunque seguramente hay colegas que lo hacen. Ni el que ataca más es el mejor de todos ni el que defiende ordenado es el peor de todos".

Mirá también

Más acá en el tiempo, Setién también protagonizó un ida y vuelta con Pellegrino, tras un triunfo del Leganés al Betis. Tras el encuentro, el nuevo técnico de Messi sostuvo: "No le importa tener que jugar bien. Hace cuatro cosas espectacularmente bien con jugadores apropiados para ello. Pero si mañana les pides que jueguen como nosotros seguramente les va a costar". Y el argentino contragolpeó: "El fútbol se juega bien en todos los momentos del juego. Todos mis equipos jugaron de una manera diferente. El fútbol bien jugado es sobre muchos aspectos, no sobre uno solo".

Mirá también

Como nueva cabeza del Barcelona, ahora la exposición de Setién será mucho más alta y sus declaraciones aparecerán, sin dudas, en todos los medios del mundo. ¿Bajará un poco el tono o seguirá fiel a su estilo de frases fuertes?

Mirá también