Los Pumas disputan este miércoles en la madrugada argentina su último encuentro en el Mundial de Japón frente al seleccionado de los Estados Unidos, en un encuentro  en el Kumagaya Rugby Stadium, sito en la prefectura de Saitama, distante unos 45 km de esta capital en lo que será el cierre de la participación albiceleste en la presente edición del torneo más importante de la ovalada.

El equipo de Mario Ledesma, vale recordar, quedó eliminado el último domingo a expensas de la victoria de Francia sobre Tonga, pero había quedado virtualmente al borde del abismo después de la dolorosa derrota ante Inglaterra en el Ajinomoto Stadium. El entrenador, que ya avisó por todos los medios, que no piensa dejar su puesto, deberá ganarle ahora a las “Aguilas” norteamericanas, primero para terminar con una sonrisa su excursión asiática, pero más que nada, para asegurar su lugar directo en el próximo campeonato del Mundo (se meten los tres primeros de cada grupo) que se volverá a desarrollar, como en el año 2007 en tierra gala.

Más allá que se esperaba muchísimo más del equipo (teniendo en cuenta el gran 2019 que casi todos los jugadores del plantel habían tenido en Jaguares) Ledesma metió mano en la formación e introdujo nueve cambios respecto al XV que cayó sin atenuantes frente al equipo de “La Rosa”: ingresan desde el vamos Santiago Medrano, Matías Alemanno, Juan Manuel Leguizamón, Rodrigo Bruni, Felipe Ezcurra, Nicolás Sánchez, Bautista Delguy, Juan Cruz Mallía y Joaquín Tuculet.

Mientras que desde el banco de suplentes esperarán su turno Agustín Creevy (irá por su partido N° 89 con esta camiseta), Mayco Vivas, Enrique Pieretto, Marcos Kremer, Tomás Lezana, Gonzalo Bertranou (llegó este lunes desde Argentina por la lesión de Tomás Cubelli), Benjamín Urdapilleta y Matías Moroni.

Por ende, si sucede, como viene sucediendo hasta ahora en todos los encuentros, que los 23 jugadores terminen viendo acción, además del record de Creevy, se producirán los debuts mundialistas de Pieretto, Mallía y Bruni. Y para remarcarlo bien grande, el santiagueño Leguizamón habrá disputado su cuarto mundial.