La fiscalía del estado de México ​de Jalisco (oeste) encontró una fosa clandestina con restos de al menos 29 personas, en una zona donde se habían encontrado desde noviembre otros 80 cadáveres inhumados de forma ilegal.

"De las 29 víctimas hasta el momento se mantiene la identificación parcial de cuatro, quienes contaban con carpeta de investigación abierta ante la Fiscalía Especializada de Personas Desaparecidas", detalló la dependencia en un comunicado.