Los ministros que deben ejecutar políticas y programas por la emergencia sociosanitaria en Rivadavia, Orán y San Martín asistieron ayer a la Legislatura provincial. Expusieron las acciones que se encaran para la provisión de alimentos y agua, la atención sanitaria y las obras hídricas.

El 28 de enero el gobernador Gustavo Sáenz decretó la emergencia sociosanitaria por 180 días en esos departamentos. Allí la pobreza extrema castiga a los pueblos originarios y condenó a muerte a 6 niños con desnutrición. La crítica situación ocupa las principales páginas de medios locales, nacionales e internacionales.

A 16 días de la declaración de la emergencia sociosanitaria, los ministros de Gobierno, Ricardo Villada; Salud, Josefina Medrano; Desarrollo Social, Verónica Figueroa, y de Infraestructura, Sergio Camacho fueron a la Legislatura.

Recursos

Con la emergencia sociosanitaria se anunció más recursos nacionales y provinciales para tratar de solucionar un mal que viene azotando a las comunidades indígenas desde hace décadas.

En diálogo con la prensa, la ministra de Salud provincial, Josefina Medrano, advirtió que hay 800 niños desnutridos y que hay aproximadamente 12 mil niños que están en un estado nutricional bueno. No obstante, remarcó que estos últimos están "eventualmente identificados" ante algún potencial o situación particular que los pueda poner en riesgo.

"Estamos trabajando no solamente desde los ministerios locales, sino también con los ministerios nacionales, agencias internacionales y actores de la sociedad civil. Esto es una emergencia sociosanitaria y la necesidad es de todos los actores que se puedan comprometer para realmente poder cambiar esta realidad", expresó la funcionaria.

Niños desnutridos

La ministra de Salud detalló que se realiza un fuerte despliegue territorial y que trabajan en acciones inmediatas que sirven para la detección de aquellas personas que estén con algún riesgo del sistema de salud. El trabajo consiste además en un nuevo relevamiento y la provisión de agua a las zonas a través de las plantas potabilizadoras que están en el lugar. Se suma la entrega de los módulos alimentarios

"Estamos haciendo un gran trabajo terrenal con medidas inmediatas y en paralelo trabajando sobre todas estas acciones más a mediano y largo plazo a fines de que sean sustentables para plantear como políticas de Estado", destacó.

Alimentos

Verónica Figueroa, ministra de Desarrollo Social de la Provincia, aclaró que en ningún momento dejaron de asistir a las comunidades del Chaco salteño, ya que venían entregando los módulos de la Provincia y actualmente están previstos 40 mil módulos alimentarios que envió la Nación.

"En este momento tenemos muchísimas personas en territorio, estamos con operativos de emergencia que hacemos conjuntamente con Salud . Ellos han compartido enfermeros del hospital Papa Francisco. Las acciones que estamos haciendo están teniendo mucho resultado, básicamente la prioridad, mientras llevábamos los módulos, ir identificando a niños que pudieran estar en riesgo. Fue un barrido que va a seguir por los próximos 40 días", comentó Figueroa.

Respecto a este tema, el ministro de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia, Ricardo Villada, comentó que en la reunión que tuvo con el dueño de Flecha Bus y La Veloz, se fijó comenzar un plan piloto para poder equipar unidades de colectivos con todo lo necesario para poder realizar el abordaje territorial y atender la salud de las comunidades.

Planes

"Queremos que sea en el lugar más próximo y que ellos no se tengan que trasladar. Vamos a equiparlas para que sea un centro de salud móvil y poder llegar. Estas son las políticas en el mediano plazo que tenemos que hacer, escuchando a mucha gente que habla de la necesidad de atender la realidad que viven los pueblos indígenas. Tenemos que plantearnos nuevas soluciones, nuevas alternativas y esta es una de ellas", expresó el ministro de Gobierno.

Al finalizar, Sergio Camacho, ministro de Infraestructura, remarcó que el gran problema en el Norte es la falta de agua sumada a la presencia "de sales y de elementos químicos que no son convenientes para el consumo y que requieren tratamiento previo. Generalmente con plantas de ósmosis inversa que generan un alto costo de operación y que son de elevado precio para adquirirlas", aclaró Camacho.

Además, el ministro comentó que se van a hacer 17 pozos de agua entre Rivadavia y San Martín y la construcción de 100 cosechas de agua que permiten recolectar el agua de lluvia con una capacidad de 18 mil litros. Eso da la posibilidad de que cada familia pueda usar esa agua para consumo.

"Aproximadamente el costo para cada pozo, dependiendo de la profundidad y el diámetro de la cañería, oscila entre 160 y 180 mil dólares. Además, firmamos dos convenios para que el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento financie las primeras 100 cosechas de agua", finalizó el ministro provincial.