Representantes de la comunidad originaria de Misión Carboncito, departamento San Martín, llegaron el lunes a Salta para expresar su disconformidad a las autoridades por el cierre del terciario local, formador de maestros con la modalidad intercultural bilinge.

En 2019 la misión wichi dejó de tener la oferta de educación terciaria del anexo del Instituto Superior de Formación Docente 6015, que tenía la modalidad de EIB (educación intercultural bilinge).

Por eso llegaron a Salta, tras recorrer los más de 300 kilómetros, los representante de la comunidad Misión Carboncito, Mario Ferreyra; la auxiliar bilinge, Rosa Rodríguez, la profesora Karina Murúa, y representantes legales de otras misiones. Integraron la delegación 13 personas.

El primer encuentro se desarrolló en la sala de Comisiones del Senado, donde los recibió el senador Walter Cruz, en calidad de presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Asuntos Indígenas. Además estuvieron presentes el secretario legislativo, Guillermo López Mirau, y los asesores del Senado.

El objetivo de la reunión fue solicitar que el Senado intervenga ante las autoridades del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Provincia para pedir la continuidad del instituto terciario, para la formación de los jóvenes del lugar que terminan el secundario.

En el ciclo lectivo 2019 culminó el segunda cohorte de estudiantes y, por eso, no se han abierto nuevas inscripciones.

Sin alternativas

"Nos preocupa mucho la situación, ya que en cada misión hay aproximadamente unos 20 jóvenes que pueden continuar con estudios superiores, pero carecen de los medios económicos para trasladarse a otras localidades para cursar una carrera", expresó la profesora Karina Murúa en la reunión.

Al quedarse sin oferta educativa terciaria, deben trasladarse hasta la ciudad de Embarcación, distante a unos 45 kilómetros. Hay solo tres frecuencias de transporte público y el pasaje cuesta 70 pesos el tramo.

"Muchas familias no tienen para comer, mucho menos habrá para pasajes, comidas y estudios en Embarcación. Para colmo los terciarios funcionan de 19 a 0, por lo que a la salida ya no hay posibilidad de regreso. Es imposible para los padres mandar a estudiar a sus hijos", dijo Rosa Rodríguez, que es originaria, egresó del terciario y ahora es auxiliar bilinge de la escuela primaria.

En tanto que el representante legal de la misión Carboncito, Mario Ferreyra, manifestó que se hicieron las presentaciones desde el año 2016 solicitando nuevas carreras, como la de agente sanitario, que es tan necesaria en la zona, pero no tuvieron respuestas positivas.

El senador Cruz les planteó la posibilidad de acompañar desde la Legislatura estos pedidos y realizar las gestiones necesario ante Educación y la Gobernación.

Intercultural

"Entiendo su situación, en mi comunidad ocurría lo mismo, pero hace algunos años logramos tener algo de oferta educativa. Hemos solicitado, a través del secretario Legislativo, Guillermo López Mirau, una audiencia con la secretaria de Gestión Educativa (de la Provincia) y los voy a acompañar para poder encontrar una solución lo más pronto posible", afirmó el legislador.

"Nosotros presentamos aquí una nota, un acta firmada por todos y un proyecto para la creación de un instituto intercultural de docencia, que nos permita capacitar docentes que sean del lugar y con perspectiva pluriétnica y pluricultural. Principalmente necesitamos que conozcan la realidad de nuestras comunidades", expresó Rosa Rodríguez.

"Nosotros quedamos conformes porque el senador Walter Cruz conoce nuestra realidad y sabe de las necesidades que tenemos los pueblos originarios. También nos dijeron que debíamos acudir en primer lugar a los legisladores del departamento San Martín, pero nunca los encontramos", aseguró la auxiliar bilinge al finalizar el encuentro.