Hace un año, Nicolás Moscardini había sido noticia, No por alguno de sus triunfos, que pese a sus 18 años fueron muchos y en diversas categorías. En aquella oportunidad, el chico de La Plata, fanático de Gimnasia y Esgrima, competía en la Fórmula 2.0 Renault, la “gran escuela del automovilismo nacional” cuando en el autódromo Oscar y Juan Gálvez, de Buenos Aires, sufrió un incidente con Exequiel Bastidas.

El auto rival realizó una pirueta extraña, a tal punto que volcó de manera espectacular. Moscardini también se despistó, aunque sin consecuencias y podría haber continuado con la carrera. Pero sin importarle la competencia, y mucho menos el lugar comprometido, se bajó de su vehículo y corrió para auxiliar a su competidor, a quien ayudó a salir de su máquina, que había quedado con las ruedas arriba.