Ya es el décimo homicidio que ocurre en lo que va del año en la ciudad petrolera.

Este hecho ocurrió en la calle Los Duraznos y Huergo, del barrio Máximo Abásolo. La policia se desplazó al lugar debido a un aviso de disparo de arma de fuego. Al llegar, encuentran una vivienda con la puerta abierta y en su interior, contra un cerco, se encontró una persona sin signos vitales. Presentaba dos orificios de bala, uno en la zona del tórax cercana al corazón y otro en la cadera.

Intervino la Comisaría N°7.