El pasado miércoles Manchester United y Barcelona se enfrentaron por el partido de ida de los cuartos de final de la Champions League, siendo victoria por 1-0 para el conjunto dirigido técnicamente por Ernesto Valverde. Este martes, seis días después, será la revancha en el Camp Nou, a partir de las 16.00 horas.

La poca cantidad de días que separan un duelo de otro, fueron motivos de enojo para el entrenador de los Diablos Rojos, Ole Gunnar Solskjaer, quien censuró el sistema por el que la UEFA establece el orden de partidos en las eliminatorias de la Liga de Campeones.

El técnico del cuadro de Old Trafford, que no tiene más opción que una victoria para clasificar a las semifinales de la competencia más importante de Europa, no logra entender por qué el partido de vuelta contra el equipo azulgrana se tiene que jugar el martes, cuando el encuentro de ida se disputó el día miércoles, teniendo en cuenta además que las eliminatorias que jugaron la ida el martes disputan la vuelta el miércoles. Es decir, con ocho días de diferencia.

"Alguien me tiene que explicar por qué un partido de ida del miércoles por la noche se convierte en un partido de vuelta del martes en la Champions League y por qué otros equipos juegan el martes y luego el miércoles. Alguien me tiene que explicar por qué otro equipos tienen dos días más de descanso", manifestó el noruego.

Luego, el entrenador de los Red Devils ironizó: "He intentado buscar una explicación en Google". Finalmente, invitó a la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol a hacer una seria reflexión: "Creo al cien por cien que la UEFA debería cambiar esto".