La novela del verano parece que no tendrá una segunda temporada. Paolo Guerrero, la gran ilusión de la dirigencia de Boca y de Juan Román Riquelme​, cierra la puerta a un posible paso por el club en el futuro próximo. Este jueves, el Inter de Porto Alegre anunció en sus redes sociales que renovó el contrato del peruano hasta finales del 2021.

Mirá también

Más allá de que la extensión no es muy extensa, cuando finalice es vínculo, el goleador estará a punto de cumplir 38 años, por los que resulta complicado -independientemente de los vaivenes del fútbol- imaginar una llegada a Boca.

Mirá también
Mirá también

Guerrero es una pieza fundamental para el Inter del Chacho Coudet, que pasó a la última fase del repechaje de la Libertadores y también la apuntará, como de costumbre, al Brasileirao.