"No me importa si ganás, no me importa si perdés, yo vengo por la camiseta. Esos colores que llevás, son parte de una enfermedad, de la que nunca, me voy a curar”. Si bien este hit que suena desde hace años en el Monumental representa a todos los hinchas de River, la “enfermedad” de Damián Zufiaurre por la Banda es difícil de igualar. Principalmente, porque este coleccionista cuenta con una especie de altar dedicado a Marcelo Gallardo en el que atesora 25 camisetas de River y de la Selección usadas por el Muñeco a lo largo de su carrera, una bandera diseñada por él mismo con la imagen del entrenador y la frase “El famoso River Plate”, más una réplica de la última Copa Libertadores. “La de la final más importante de la historia del fútbol”, enfatiza nueve meses después del inolvidable 9/12/2018 el hombre de Cañuelas que asegura tener 550 camisetas del Millonario. Aunque sus joyas más preciadas, obviamente, son las remeras que transpiró el Napoleón de Núñez.

El museo del Muñeco en la casa de la familia Zufiaurre.

El museo del Muñeco en la casa de la familia Zufiaurre.

La admiración de Damián por Gallardo nació en el primer lustro de la década del 90, cuando el entonces pequeño enganche que ya usaba la 10 en la Selección de Passarella (el DT que lo hizo debutar en River) tiraba paredes con el Burrito Ortega y el Príncipe Francescoli. Sin embargo, su pasión por coleccionar las camisetas se inició más tarde, cuando las comunicaciones a través de Internet le permitieron buscar las casacas que deseaba. “Antes era imposible. Las más viejas del Muñeco se las compré a un amigo de River con que el viajábamos a todos lados. Otras las conseguí por los utileros. Después, a partir del 2000, empecé a ponerme en contacto con muchos coleccionistas, a comprar en subastas... Y no paré nunca más”, cuenta este fana de 36 años que aún no tuvo la suerte de conocer personalmente a su ídolo para sumar una foto con él al museo personal del DT más ganador de la historia de River.

Lo que nunca imaginó Zufiaurre cuando empezó a recolectar las camisetas del Muñeco fue que, con el paso del tiempo, se convertirían en oro. Claro, porque la etapa de Gallardo como futbolista en el club quedó absolutamente eclipsada por sus éxitos como entrenador y esto potenció de manera exponencial el valor de la pilcha de la Banda que él vistió. “Yo creía que tenía una parte de la historia de River con las remeras de jugadores de La Máquina, las de Enzo o las de Ortega, pero ahora sé que tengo un montón de cosas del personaje más importante en la vida del club: lo que ganó Gallardo no se compara con nada y, además de contar con estas reliquias en mi casa, tengo la suerte de poder disfrutarlo en vida”.

La obsesión de este particular fanático no termina simplemente en tener en su poder las camisetas del Muñeco: sus tesoros reciben un especial tratamiento diario. “Las cuido como a un bebé”, dice Damián, y detalla por qué lo expresa de esta forma: “Mantengo la habitación donde las guardo a una temperatura de 24 grados todo el año, para evitar que la humedad, el calor o el frío las deterioren”.

El otro bebé de la familia, en realidad el único, tiene “casi la misma edad que lleva Marcelo como deté de River”. El niño Julián Zufiarre nació el 12 de diciembre de 2014, 15 días después de la semifinal de la Copa Sudamericana contra Boca, 48 horas más tarde del primer título de los diez del Muñeco en el banco y en la misma fecha que se celebra, paradójicamente, el Día del hincha de Boca. “Increíble, qué puntería, ja,ja. Y encima mi mujer es re bostera (Martina Sele también es coleccionista pero de camisetas de Carlitos Tevez). Igual, yo lo hice socio de River al otro día que nació, ya habíamos arreglado eso”, se enorgullece Damián, abrazado al pequeño Julián y a las camisetas de su ídolo. Para Gallardo, la colección.

El colmo: la esposa de Damián, Martina Sele, colecciona camisetas de Tevez...

El colmo: la esposa de Damián, Martina Sele, colecciona camisetas de Tevez...

La Banda de todas las épocas, desde 1920 hasta hoy: un total de 550 camisetas.

La Banda de todas las épocas, desde 1920 hasta hoy: un total de 550 camisetas.