Casi mil metros cuadrados con espacios cubiertos, semicubiertos, planta de maniobras, veredas, locales comerciales y espacios verdes forman parte de la ampliación de la Terminal de Ómnibus de Apóstoles que el gobernador Hugo Passalacqua y el intendente Mario Vialey inauguraron este lunes al final de la tarde.

 

La nueva estructura, construida por la Dirección de Arquitectura de la Provincia, requirió una inversión de 24 millones de pesos y viene a cubrir una alta demanda de la población que crece a ritmo acelerado y necesitaba de espacios para el movimiento diario de la estación terminal de ómnibus de media y larga distancia. A los 600 metros cuadrados cubiertos y cinco andenes techados que tenía la construcción más antigua se le suman ahora 995,56 metros cuadrados que incluyen locales comerciales, espacio para radiotaxi, quioscos, oficina destinada a Turismo, seis andenes, estacionamiento y espacios verdes

Passalacqua y Vialey, junto al director de Arquitectura, Gunnar Krieger, realizaron el habitual corte de cinta y descubrieron la placa alusiva. Inmediatamente se llevó a cabo la bendición de las instalaciones, a cargo de un diácono católico y un pastor evangélico. Durante una recorrida por el lugar, los responsables de la obra de remodelación y ampliación explicaron a Passalacqua el diseño arquitectónico y las funcionalidades de cada espacio ubicado en el barrio “56 Viviendas” de la Capital de la yerba mate.

 

“Tenemos una política fiscal muy sana, muy estricta y cada vez que inauguramos algo, le estamos devolviendo cosas a la gente que hace un esfuerzo y paga sus impuestos y vuelve en comisarías, en escuelas, en caminos”, consideró el Gobernador en diálogo informal con la prensa, luego de la inauguración del lugar

Un espacio exclusivo para jóvenes

 

Con las primeras brisas frescas de la noche del lunes, Passalacqua recorrió y dejó inaugurado un amplio espacio pensado exclusivamente para el esparcimiento juvenil, sobre la avenida Centenario, donde se acondicionaron 500 metros lineales, más 50 metros de cada lado donde se prohíbe por ordenanza la instalación de viviendas de cualquier tipo, con la finalidad de que quienes deseen disfrutar de música y sonido lo puedan hacer libremente, sin interferir en la tranquilidad de los que eligen descansar.

 

Este concepto fue pensado, discutido y definido en diálogo permanente con los jóvenes y legislado para evitar litigios por ruidos molestos. Desde hace dos años, allí se concentran de a miles adolescentes, jóvenes y adultos, principalmente en oportunidad de celebrar las fiestas más populares o durante los fines de semana.