En el verano del 2015, Juan Rosario "Chicho" Mazzone consiguió la popularidad de salir en todos los medios nacionales, luego de haber organizado una fiesta privada con sus propios empleados remiseros en una de sus fincas, acompañado de varias menores de edad. La publicación de algunas fotos de esa noche, provocaron que el ex intendente sea removido de su cargo y condenado a prisión condicional por tres años, luego de haber sido hallado culpable por corrupción de menores.

Sin embargo, esto no es el único antecedente que debe afrontar "Don Chicho", sino que también tiene una causa que quedó en suspenso, la de "pagos por sobreprecios" para la construcción de varias obras públicas en el Bordo.

Ahora, pese a todos estos hechos, Mazzone tiene fijo en su mente volver al plano político y desde su propio entorno, en el día de su cumpleaños, lo felicitaron y apoyaron para que largue su candidatura cuanto antes.