Ricardo Echegaray volvió a la AFIP después de que la nueva titular del organismo, Mercedes Marcó del Pont, levantó su suspensión Crédito: Captura de video

Las causas judiciales que lo investigan siguen adelante, pero con el cambio de gobierno, el extitular de la AFIP Ricardo Echegaray se siente reivindicado: visita bares y peñas invitado por sus viejos compañeros y se anima a ensayar discursos en la misma sintonía festiva con que fue recibido la semana pasada en su regreso al organismo.

"Espero que desde la organización se den cuenta cómo fue todo este armado [del macrismo] y en los próximos tiempos que tocan no me persigan tanto. Pero bueno, eso lo tienen que resolver los que dan los poderes", reclamó anoche el funcionario kirchnerista en una cena informal con gente de la AFIP en la que cuestionó la política de Mauricio Macri dentro del organismo.

El regreso de Echegaray

01:16

Video

La semana pasada, la nueva titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, firmó una resolución que levantó las suspensiones preventivas que pesaban sobre Echegaray, que es funcionario de planta de la Aduana. Su regreso a la oficina se hizo público la semana pasada cuando un grupo de militantes lo aplaudió en el ingreso al edificio.

"Fue muy emocionante para mi volver al edificio de mis colegas de la Aduana. Estoy muy contento. Son varias peñas y clubs donde me están invitando a comer y yo la paso muy bien", sostuvo Echegaray durante la cena en el restaurante Lo Rafael, en el barrio porteño de Monserrat. La semana próxima tiene previstos otros dos en la localidad de Campana y otro en Buenos Aires, informaron desde su entorno.

El exfuncionario kirchnerista aprovechó su discurso informal ante empleados de la dependencia de Seguridad Social de la entidad para hacerle un reclamo a la actual conducción de la AFIP: "Queremos un poquito más de respeto para la carrera [interna], que no vengan todos desde la política y nos invadan. Yo soy de la política pero también soy de adentro como ustedes. Ojalá se pueda mejorar eso, porque va a ser en beneficio de todos".

Echegaray, que dirigió el organismo durante siete años, fue reincorporado la semana pasada y ya comenzó a trabajar en una oficina de la Aduana que funciona dentro de Ford en Pacheco. De hecho, es habitual verlo por estos días compartiendo el comedor de la fábrica con el resto de los empleados, según pudo reconstruir LA NACION.

Mientras vuelve a ganar protagonismo en la AFIP, Echegaray todavía enfrenta en la Justicia el juicio oral por la causa conocida como "Oil Combustibles", acusado del delito de defraudación al Estado junto a los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa. El año pasado fue absuelto en la causa donde se lo investigó por violación de secreto y falso testimonio en perjuicio del exministro de Hacienda Alfonso Prat Gay.

El extitular de la AFIP está procesado en el caso Ciccone por violación de los deberes de funcionario público, aunque la Cámara Federal le encomendó al juez Ariel Lijo seguir investigando el rol de Echegaray por las gestiones tendientes para brindar un plan de pagos ilegal.

ADEMÁS