El ayuntamiento de Nueva York está estudiando cambiar de lugar al "toro de Wall Street", la famosa estatua de bronce situada desde 1989 al sur de Manhattan, debido a la alta probabilidad de que sea el blanco de un ataque en el que se utilice un vehículo, según publicó este jueves el New York Post.

El diario citó un intercambio de correos electrónicos entre la teniente de alcalde para Vivienda y Desarrollo Económico, Annie Colarusso, y el creador de la estatua, Arturo Di Modica, en el que esta le explica que consideran un traslado a su espacio original, cerca del edificio de la Bolsa, por razones de seguridad.