La rabona de Julio Buffarini enfureció a todos los hinchas de San Lorenzo de Almagro, claro que por su pasado en el club de Boedo. El "León" fue uno de los emblemas de aquel equipo campeón de la Copa Libertadores 2014 y, sobre todo, una pieza fundamental cuando el "Ciclón" jugó la promoción. "Buffa" pasó del amor al odio en un segundo y todo producto de una rabona en clásico entre el conjunto "Azulgrana" y Boca Juniors.

Lejos de San Lorenzo y con la casaca azul y oro, se transformó en uno de los jugadores más detestados en Boedo. Quien opinó de la situación fue el defensor del "Ciclón", Fabricio Coloccini"Por supuesto que me enojó. Por el momento, la situación y el pasado de él. Después me mandó un mensaje y me pidió disculpas y me dijo que no lo hizo con mala intención", comentó el futbolista en Fox Sports Radio. 

"Yo le dije que a mí la rabona me encanta o que uno tire un caño, el momento es lo que me molestó. Un 3-0, con un hombre de más y con la gente diciendo ole. Pero ya está, son cosas que quedan en la cancha y no hay rencores", reconoció el zaguero. Cabe recordar que Buffarini pidió disculpas públicas luego del partido. 

"Pido disculpas a mis colegas y a la gente de SanLorenzo. Sé que no me van a aceptar las disculpas", expresó el jugador. Y agregó: "por cómo se estaba dando el partido con uno demás, estuvo demás la rabona.Soy muy autocrítico conmigo mismo, me voy un poco triste porque era innecesario lo que hice". 

Por otra parte, el jugar expresó su deseo de continuar vistiendo los colores azulgrana y dijo: "me gustaría seguir en San Lorenzo después de Junio". En la antesala del duelo del domingo contra Rosario Central comentó: "hay que reafirmar lo que hicimos ayer (en la Copa Libertadores contra Junior), sino no sirve. Estar último en el torneo me enoja".