En barrio Hipódromo, los vecinos se quejaron por un desborde cloacal por el cual los usuarios llevan varios meses reclamando y jamas consiguieron una solucion. El foco que genera olor nauseabundo está en la calle 36 Nº 114 entre 117 y 118, donde aguardan una solución.