Contra todos los pronósticos, Rafael Nadal fue eliminado del ATP Masters 1000 de Montecarlo en las semifinales del campeonato. En esa ronda de la competencia, el manacorí no pudo mostrar su mejor nivel ante Fabio Foginini y fue derrotado mediante un contundente 6-4 y 6-2. A horas de debutar contra Leonardo Mayer en el ATP 500 de Barcelona, también llamado Torneo Conde de Godó, el español atendió a la prensa y se refirió a su nivel en la pista. 

"Las sensaciones han sido las normales en el primer día en un lugar diferente. He hecho lo que tenía que hacer. Cómo llego al Godó lo sabremos a partir del miércoles. De momento, estoy con la ilusión de jugar un torneo muy importante, especial para mí sin ningunda duda, y que es parte de la historia de nuestro deporte y parte de mi historia personal por todo lo que se ha conseguido aquí. Veremos cómo estamos", comenzó diciendo el protagonista.

En la misma línea, el zurdo agregó: "A nivel físico me siento más o menos bien y evidentemente vengo de una época complicada, con problemas encadenados uno detrás de otro. Al final es complicado según qué tipo de nivel. No he ganado ningún título en 2019 pero he estado en la final de Australia, en las semifinales de Indian Wells y Montecarlo y voy tres en la Race. El año no está mal y tengo la ilusión para hacer una buena temporada de tierra".

Posteriormente, Nadal recordó su papel ante Fognini. "Siempre se puede ir más para abajo. Vengo de hacer semifinales de un torneo como Montecarlo y allí éramos cuatro. Todos los demás perdieron antes de semifinales. Peor se puede hacer, no hay ninguna duda. Otra cosa es mi opinión personal que es que jugué uno de los peores partidos sobre tierra en mucho tiempo y cuando uno lo hace no hay por qué esconderlo. Esto es una realidad y no creo que se bueno engañarse ni engañar a los demás porque personalmente no le veo el beneficio", explicó.

Para finalizar, Rafa hizo hincapié en que buscará ganar en Barcelona.  "Todos los escenarios son perfectos para tener buenas sensaciones. Montecarlo también era un escenario perfecto y di un paso adelante comparado a cómo estaba una semana antes. El torneo fue bastante positivo por la manera cómo me había podido preparar. Después pierdes y la visión es distinta. Perdí una una oportunidad buena de empezar de una manera fantástica la temporada de tierra. No se pudo dar pero en Barcelona hay otra oportunidad de dar un paso adelante. Todos los escenarios han sido ideales durante mi carrera cuando he estado bien", sentenció.