Con equipos e instalaciones propias, la cartera realizó cuatro trasplantes renales en lo que va del año. En cada procedimiento participaron profesionales de distintas áreas para asegurar una atención integral y máxima calidad.

El Ministerio de Salud Pública a través del Hospital Julio C. Perrando realizó con éxito cuatro trasplantes renales, en lo que va del año, a pacientes de distintos puntos de la Provincia. Las intervenciones se llevaron a cabo con equipos compuestos por profesionales de distintas áreas, con el fin de mejorar la calidad de vida de todos los pacientes y continuar garantizando este tipo de intervención a los chaqueños que lo necesiten.

El subsecretario de Salud, Cristian Obregón precisó “estamos satisfechos por poder responder con una atención de alta complejidad a las demandas específicas de nuestra población; cada paciente que transitó por este largo proceso, luego del trasplante alcanza una mejor calidad de vida en su día a día, dándole la posibilidad de continuar con sus metas y sueños con las energías renovadas”.   

En el mismo sentido remarcó que la donación salva muchas vidas. La concreción del trasplante es posible gracias a la participación de la sociedad representada en el acto de donar, a la intervención de los profesionales de la salud de los establecimientos hospitalarios de todo el país y al trabajo de los organismos provinciales de procuración pertenecientes al sistema sanitario argentino.

Por su parte el referente del servicio de Trasplante Renal del Perrando, Fabián López especificó que el equipo local hace 11 años viene llevando adelante la atención y contención de pacientes con insuficiencia renal. Actualmente hay cerca de 600 pacientes con el tratamiento sustitutivo renal, de los cuales más de 150 están en lista de espera para un pre-trasplante y alrededor de 75 personas están en la espera de la llamada de potenciales receptores del órgano.

“En lo que va del año ya tenemos registrados 4 pacientes trasplantados y tenemos uno próximo en las semanas venideras; como grupo de trabajo estamos complacidos de poder tener en Salud Pública y en nuestras manos la capacidad de brindar apoyo y alternativa de tratamiento a los pacientes de diálisis”, expresó.

Con el mismo tenor explicó que “se requiere mucho esfuerzo y de una logística importante que lleva muchas horas para llegar al trasplante; las principales formas de efectuar el proceso son a través de un donante cadavérico o fallecido y un donante vivo, en ambas maneras se requieren largas horas de estudios, procedimientos administrativos y la movilización de muchas áreas como anestesiología, centros quirúrgicos, enfermería, diagnóstico por imagen, bioquímicos, técnicos, cirujanos, nefrólogos, Cucai, entre otros”.

López señaló que en la oportunidad se dio de alta a dos pacientes (de Castelli y Resistencia) que recientemente fueron trasplantados. “Para todos estos pacientes implica un impacto positivo en sus vidas, porque muchos vienen realizándose diálisis hace muchos años; es emocionante y el mayor reconocimiento que podemos recibir son los rostros de los pacientes cuando llegan a esta instancia”, afirmó y remarcó: “esto se logra en equipo, trabajando con profesionales interdisciplinarios, capacitados y muy responsables, porque hay mucho sentido humano en esta labor que realizamos”, concluyó.

LOS DÍAS DESPUÉS

Marcelo oriundo de Castelli, se dializó por más de 7 años y hace 15 días fue trasplantado. “Mi vida ahora cambió, voy a poder compartir mucho más tiempo con mis dos hijos pequeños, que era lo que más quería; para cada diálisis tenía que viajar por más de cuatro horas y muchas veces me quedaba aún más agotado y con malestares”, relató.

Por su parte Olga, la mamá de Marcelo explicó que la situación era vivida por toda la familia. “La posibilidad de trasplantar fue un milagro porque al tener un factor negativo de sangre era aún más difícil encontrar la compatibilidad; ahora que se hizo realidad va a ser libre porque mientras se dializaba no disponía completamente de su vida”, contó y destacó que “desde el comienzo fue muy bien atendido por los médicos, por las enfermeras y todo el equipo tanto en el Perrando como Sáenz Peña”.

Otro de los casos reciente fue el de Federico de la ciudad de Resistencia. “Estoy muy contento, sobretodo porque ya no voy a tener que hacerme diálisis, algo que me llevaba mucho tiempo y necesitaba varios días para recuperarme; después del trasplante continuo con los controles, con más cuidado en la higiene, en la comida por las defensas”, describió y afirmó que “los doctores y todo el equipo están siempre pendientes, con mensajes de textos y llamadas, además de las visitas de control”. Con respecto a la donación indicó que “estaba negado, pero cuando me toco estar en esta situación reflexione y me di cuenta de la importancia”.

Otra paciente que transitó por esta experiencia y mejora en su vida fue Siri, de 23 años, oriunda de Taco Pozo. La joven consultó por primera vez, hace dos años, en el servicio de Nefrología y fue diagnosticada con insuficiencia renal crónica irreversible. Luego de varios estudios, un familiar fue su donante. Sin haber pasado por el proceso de dializado, el día 12 de febrero se efectuó con éxito su trasplante renal, en las instalaciones del Hospital Julio C. Perrando. Tras un post operatorio optimo, Siri avanza con su sueño de ejercer como profesora en la escuelita de su pueblo, entre sus otras metas.

Finalmente Marisa, de 36 años también recibió un nuevo riñón. Esta madre de un niño de nueve años, paso los últimos ocho años con tratamiento de diálisis. En la mañana de un sábado de marzo recibió la noticia que marcaría su futuro, había un donante cuya familia tras la pérdida de su ser querido decidieron brindar esperanza y calidad de vida a otra persona.

LOS NÚMEROS DE LA PROVINCIA

 En los primeros meses del año Salud a través del Centro Único de Coordinación de Ablación e Implante (CUCAI Chaco) se realizaron en la Provincia tres operativos de donación de órganos que permitió a diez pacientes recuperar su calidad de vida; el tercer donante de órganos del año fue multiorgánico.

Cabe destacar que es el quinto operativo de donación que se realizan en el Chaco luego de entrar en vigencia la nueva Ley Nº27.447 de Trasplante de Órganos, Tejidos y Células, que establece que todos los mayores de 18 años son donantes salvo que en vida hubieran expresado su voluntad en contrario.