Como anunció hoy este medio en su edición impresa, la llegada de Brahian Alemán está avanzada, al punto de que hoy mismo podría quedar sellado su regreso al club. En contrapartida de esta buena noticia, también existe una mala y que pasa por la complicación en el arribo de Claudio Spinelli.

En principio lo del volante uruguayo que milita en Al-Ettifaq de Arabia Saudita y que fue separado del plantel producto de su deseo de regresar a Gimnasia, podría quedar definido durante la jornada de hoy ya que el Club avanzó tras cerrar la venta de Jan Hurtado a Boca.

En principio, las condicione serían las dispuestas por el club dueño del pase del zurdo: no pagar la cuota restante que le adeuda al Lobo. Esa suma en cuestión son 750 mil dólares, que en su momento el Lobo buscó reducir pero no tuvo éxito. En tanto, si bien el mediocampista tuvo ofertas del fútbol ruso y también de Lanús, su intención firme es volver a ponerse la azul y blanca.

Por su parte, y justamente con la venta de Hurtado a Boca y no al Genoa, el club italiano que es dueño de Claudio Spinelli habría hecho un cambio en las condiciones del préstamo y el pase podría caerse.

Si bien el rubio ya se había hecho la revisión médica todavía no había firmado su vínculo con el Club y hay que ver si finalmente lo hace. Si Gimnasia no logra reflotar la operación, desde la dirigencia se aseguró a este diario, que irán por otra alternativa para reforzar el ataque.