(ANSA) - Se retiraron cinco millones de cunas de la firma Fisher Price después de informes que vinculaban a ese producto con decenas de muertes infantiles en Estados Unidos. Esto fue anunciado por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos (CPSC, por sus siglas en inglés).

En el sitio, la comisión afirma que al menos 30 niños han muerto desde 2009 debido a los "Rock' n Play Sleepers" después de girar sobre su cuerpo en la cuna y asfixiarse. El retiro se refiere a alrededor de 4,7 millones de productos, aunque Mattel, propietario de Fisher Price, defiende la seguridad del producto.

Después de informar los últimos 10 accidentes fatales, en algunos casos los niños solo tenían tres meses, la compañía advirtió a los consumidores que no utilicen la cuna. "Si bien seguimos salvaguardando la seguridad de todos nuestros productos. debido a los incidentes reportados en los cuales el producto se usó de manera contraria a las advertencias e instrucciones de seguridad, hemos decidido en colaboración con la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC) que se retire del mercado. El voluntario es el mejor curso de acción", anunció la empresa.

El 5 de abril, CPSC emitió una advertencia sobre el producto, recordando la muerte de 10 bebés desde 2015 "después de que los bebés se hubieran girado boca abajo o de costado, sin estar atados", por las correas de la silla. Para la empresa, que los pequeños no estuvieran atados fue fatal.