Mientras los puestos de recarga de Saeta en la Ciudad viven colapsados por la cantidad de personas que asisten diariamente a poder cargar su tarjeta. En Rosario de Lerma, un grupo de violentos reventaron los vidrios de un punto de recarga.

El hecho sucedió esta tarde. Según el testimonio de los propios vecinos, alrededor de las 16Hs algunas personas que circulaban por el lugar, se dieron con la sorpresa de ver tal acto de violencia.

"Así no se puede vivir, siempre ganan los violentos" contó una señora totalmente enojada.

MIRÁ