Juan Román Riquelme, uno de los máximos ídolos de la historia de Boca, realizó una sorpresiva declaración respecto a la última semifinal de la Copa Libertadores de América en la que River volvió a eliminar al Xeneize.