El candidato a gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, cerró anoche su campaña electoral de cara a las elecciones generales de domingo en Rosario de la Frontera con un multitudinario acto. Asistieron familias de todo el departamento.

Sáenz subió al escenario armado en calle Melchora Cornejo, entre Gemes y Alvarado, a las 22. A su lado estaban los candidatos a senador provincial, Diego Pérez, y a intendente, Gustavo Orozco, y luego de cantar junto al público, pidió que Rómula Montero y Liliana Gaimetea -quienes desistieron de su candidatura para sumar fuerzas con Orozco- lo acompañaran.

"Rosario de la Frontera es un ejemplo de gente maravillosa que dejó de lado las mezquindades y se unieron para trabajar por un futuro mejor. Estas dos mujeres declinaron su candidatura para servir a su gente", comenzó diciendo Sáenz ante un público que estalló en aplausos. Luego cantó: "Yo he nacido en este país, y aquí también quiero morir, pero quisiera alguna vez verlo reír. Dejemos toda la ambición, el egoísmo y la maldad. Llegó la hora de darle un poco de paz".

La canción de Facundo Saravia se convirtió en una marca registrada de Sáenz en cada lugar que visitó.

"Cuando yo tomé la decisión de ser candidato a gobernador supe que tenía dos opciones: la primera era hacerme cargo del futuro de los salteños y ayudar a forjar el futuro de sus hijos; la segunda era que si no soy elegido, me tengo que volver a mi casa porque no busco un cargo".

Campaña

Más adelante dijo: "Lo que yo quiero es sacar a Salta de esta postergación en la que está desde hace años".

Luego, Sáenz aseguró que "es como el junco, que se dobla pero no se quiebra" pese a los "ataques y agravios sufridos a lo largo de la campaña" y consideró que "he soportado estoicamente todos los agravios y calumnias porque el que nada hace, nada teme".

"La fuerza me la dan los salteños y el maravilloso grupo que tengo, que no son los mismos de siempre", aclaró y reiteró su promesa de limitar las reelecciones a dos períodos. "En mi recorrida por la provincia he visto a muchas personas acostumbradas a no tener agua, a no tener educación ni salud y a tener hambre. Y, cuando uno pregunta dónde está el intendente, te dicen que no está. Y no está porque no les importa la gente", refirió Sáenz.

Ante un público masivo, el candidato por el Frente Sáenz Gobernador pidió a los salteños que el domingo concurran a votar. "No permitan que en Salta entre esa grieta que tanto duele y lastima a los argentinos", resaltó y les recordó que "elijan con libertad y con tranquilidad" porque "el voto es la herramienta que tiene el pueblo".

"Yo me comprometo a trabajar para unir. Si me toca ganar, me comprometo a invitara a todos para trabajar por los salteños. Y si pierdo, y me convocan, voy a ir a trabajar por ustedes", enfatizó.