La fundación "Narices Chatas" llevó adelante un proyecto innovador de reciclaje plástico: la elaboración de ladrillos ecológicos. La propuesta además de contribuir con el cuidado del medio ambiente, también contempla un rol social en beneficio de los más humildes.

Fabiola Soria, una de las responsables, explico ante la prensa que el proyecto del reciclaje es hacer que los niños y jóvenes se sumen a la iniciativa y de esta manera generar conciencia colectiva.

De esta forma, Soria explicó que los miembros de la fundación pueden ser todo tipo de personas que deseen recolectar las botellas, para luego construir sus propios ladrillos, hasta llegar a la cantidad necesaria para armar una vivienda. Para construir un ladrillo ecológico se necesitan 20 botellas de plástico, explicó.

Para sumarse a la iniciativa de la fundación, lo pueden hacer desde el perfil de facebook de "Narices Chatas" o comunicándose con el siguiente número: (3873-687737)