Unas cien personas por mes son asistidas en el Servicio de Cuidados Paliativos del hospital San Bernardo.

"En los primeros tres años de funcionamiento el promedio de pacientes asistidos se ubicaba entre 50 y 100 por año. A partir de 2017, la cifra se ha incrementado en forma notable, llegando en la actualidad al centenar de asistencias por mes, entre internados y ambulatorios", comunicaron desde el Ministerio de Salud.

En el hospital San Bernardo funciona, desde el año 2013, una Unidad de Dolor y Cuidados Paliativos, que es referente a nivel provincial y único servicio especializado en esta modalidad terapéutica. Cuenta con un equipo integrado por una médica clínica formada en cuidados paliativos, enfermera universitaria y psicóloga especializada en psicoconcología y cuidados paliativos.

En este servicio se brinda atención a todo paciente del hospital San Bernardo y también a derivados del Materno Infantil, Señor del Milagro y Papa Francisco. Son pacientes de toda la provincia e incluso de países limítrofes, con enfermedades de extrema gravedad.

El equipo profesional aborda todos los aspectos de la situación del paciente y su enfermedad, atendiendo a lo físico, psicosocial y existencial, favoreciendo la comunicación y el alivio del sufrimiento.

El segundo sábado de octubre es el Día Mundial de los Cuidados Paliativos, que desde el 2004 se celebra por iniciativa de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor. Estos cuidados son una modalidad terapéutica que busca ayudar, apoyar y mejorar la situación del paciente terminal y su familia, para afrontar de mejor manera la circunstancia.

En ese marco, el hospital San Bernardo brindará el viernes 11 una charla gratuita dirigida a la comunidad en general interesada en el tema, la que tendrá lugar en el salón auditorio, a partir de las 10.

Profesionales del área de Cuidados Paliativos y familiares de pacientes estarán a disposición de quienes deseen interiorizarse sobre la temática, compartir experiencias e informarse sobre el campo de acción de este servicio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que los cuidados paliativos son un derecho esencial de todas las personas, por lo que propicia que todos los enfermos terminales y en todas partes reciban esta asistencia integral, que abarca suministro de fármacos para aliviar el dolor físico, contención psicológica para el paciente y su familia y asistencia de un trabajador social.