Por Yanina Soria
[email protected]

En su carácter de gobernador, aunque en modo campaña, Juan Schiaretti pisó ayer suelo ajeno. Junto a su candidato a vice, Manuel Calvo, y la primera aspirante a legisladora de Hacemos Por Córdoba, Natalia de la Sota, entre otros dirigentes, recorrieron la ciudad de Bell Ville.
El jefe del peronismo cordobés que irá por su tercer mandato, no sólo desembarcó en coto radical, recorrió y enumeró las obras que la Provincia allí ejecuta, sino que lo hizo escoltado por el intendente local opositor quien, además, es el candidato a vicegobernador de Ramón Mestre, Carlos Briner. Y el momento fue retratado.
“Fue una foto institucional”, insisten en aclarar tanto desde el Centro Cívico como desde la UCR; sin embargo para quienes leen el tablero local es imposible no imputarle a esa imagen un tono político justo cuando corren los tiempos finales y más intensos de la campaña rumbo al 12 de Mayo.
Como no se tomó licencia, el mandatario provincial, en su rol ejecutivo, sigue recorriendo el interior provincial supervisando proyectos en ejecución y visitando los distintos puntos cardinales del mapa provincial.
Con la de ayer, el gobernador acumula nuevas millas radicales. El fin de semana, en la inauguración de la autovía Almafuerte – Río Tercero que lleva el nombre del ex mandatario Eduardo César Angeloz, además de estar acompañado por el intendente boina blanca, Alberto Martino, también estuvo presente el actual presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia.
Antes, había hecho lo propio al habilitar el túnel Rubén Américo Martí en la capital cordobesa donde compartió el acto con el propio Ramón Mestre. Todo esto sin contar que otros jugadores de la UCR como el jefe comunal de Carlos Paz, Esteban Avilés, ya están adentro de Hacemos por Córdoba; que el propio Martino dijo que, pese a su origen político, trabajará para que el peronista sea reelecto en las provinciales; y las innumerables fotos almacenadas con otros “opositores” como Daniel Salibi con quien el Panal mantiene una excelente relación.
En la ciudad del departamento Unión, uno de los tantos que en 2017 quedó pintado de amarillo y que ahora el PJ planea recuperar, el gobernador ´supervisó la obra de la circunvalación y anunció que en tres meses quedará concluida.
“Bell Ville merece la presencia del gobernador y éstas obras le están cambiando la cara a la localidad. Es una de las ciudades más importantes de la provincia. Una ciudad emblemática, progresista, de trabajo y empuje. Me alegra mucho poder estar viendo estas obras en marcha”, dijo Schiaretti mientras recorría la zona junto al radical anfitrión Briner.
El mandatario además controló el avance de la obra de protección de los márgenes del río Ctalamochita en el tramo urbano y dijo que, en ese caso, la inversión es de más de 88 millones de pesos por parte de la Provincia.
Asimismo, en la ciudad comienza a construirse un nuevo puente que le dará continuidad a calle Güemes, sobre el río Ctalamochita. Tal como se había anticipado, se diseñó en un tramo de 38 metros en forma de arco para respetar los niveles de las costaneras y estar con la estructura por encima del nivel de máxima crecida del río.
“Además de la circunvalación, el puente y las obras de defensa del río, la Provincia construyó una comisaría, nuevos canales, aulas y escuelas, y se realizan trabajos en el Hospital regional, por lo que el total de inversión en Bell Ville supera los 750 millones de pesos”, aprovechó para recordar el titular del Ejecutivo provincial.

También en Justiniano Posse

Por otro lado, el gobernador Juan Schiaretti dejó habilitada una rotonda de 60 metros cuadrados en el ingreso de la localidad de Justiniano Posse, también en el sudeste provincial.
Se trata de una intersección entre las rutas provinciales 3 y 6, que demandó una inversión provincial de 53 millones de pesos. “Es una gran alegría poder dejar lista esta rotonda y que esté iluminada como corresponde”, dijo el mandatario provincial.
Desde la Provincia mencionaron las obras hídricas ejecutadas en la región, para mitigar el efecto de las precipitaciones en la producción agrícola.
“Por haber invertido en 1.000 millones de pesos en 2016, otro tanto en 2017 y 2018, no tuvimos tantas inundaciones. Agradezco a todos los chacareros y chacareras, pues tenemos una cosecha récord, con 38 millones de toneladas de granos. Por primera vez en la historia, Córdoba es la primera provincia en producción de granos, superando a Buenos Aires”, agregó el mandatario.