Un día son los jugadores cedidos para el Preolímpico. Otro, la programación de las fechas. Y otro si Huracán puede o no hacer incorporaciones. Y otro las sanciones disciplinarias en el Trofeo de Campeones. Y llegará un día -si siguen así- que la relación AFA-Superliga va a explotar por los aires directamente.

Mirá también
Mirá también
Mirá también
Claudio "Chiqui" Tapia (AFA) y Mariano Elizondo (SAF).

Claudio "Chiqui" Tapia (AFA) y Mariano Elizondo (SAF).

Mirá también

Que para la Asociación del Fútbol Argentino no se computen las tarjetas del Racing-Tigre que definió el flamante Trofeo de Campeones y, así, que Nery Domínguez no haya llegado a las cinco amonestaciones como creían en la Academia no es otra cuestión que un nuevo eslabón en esta cadena que empieza a ser de espantos. Una secuencia en la que sobran zancadillas, miradas desconfiadas e intenciones rupturistas de parte de varios clubes.

"Es una falta de respeto lo que hizo la Superliga", dijo Chiqui Tapia la semana pasada, en medio de la disputa por el reinicio del torneo. Un bramido que no encontró respuestas, al menos públicas, de Mariano Elizondo, el titular de la Superliga.

Después de distintos comunicados con un marcado contrapunto, el campeonato se reinicia como estaba pautado (este viernes 24) y la votación a la que le faltó un voto para postergar la fecha entresemana (15-9) finalmente tuvo un acuerdo político para que no se juegue entre el 28 y el 20 y se corra para el fin de semana siguiente.

Mirá también

En dicha reunión quedaron claras varias posturas contrapuestas, con Boca y River alineados en posturas distintas más allá del encuentro de este martes entre Rodolfo D'Onofrio y Jorge Amor Ameal, el primero desde que asumió la nueva conducción xeneize.

En las últimas horas, las diferencias entre la AFA y la Superliga quedaron todavía más expuestas con dos cuestiones: al mencionado caso de Nery Domínguez se suma lo publicado, y luego borrado, en el boletín de la AFA sobre que Huracán tenía permitido contratar jugadores cuando la Superliga se lo había impedido por falta de pago en el pase de Juan Garro a Godoy Cruz.