El presidente surcoreano, Moon Jae-in, dijo hoy que es el momento "idóneo" para convocar otra cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, "sin importar el lugar y el formato" con la intención de destrabar el diálogo sobre desnuclearización tras el fracaso de la cumbre de Hanoi.

"Es el momento idóneo para una cumbre intercoreana" dijo hoy Moon en una reunión con sus consejeros, según los extractos del encuentro publicados por la oficina presidencial surcoreana. "Tan pronto como la República Popular Democrática de Corea se muestre lista, espero que ambas Coreas puedan sentarse, sin importar el lugar y el formato, para debatir en detalle cómo lograr progresos que vayan más allá de las dos cumbres anteriores entre el líder Kim y el presidente estadounidense Donald Trump", añadió.

De este modo, Moon instó a sus consejeros a iniciar los preparativos para una nueva cumbre que permita esta vez avanzar al objetivo final de lograr la desnuclearización, meta difícil de lograr al menos del lado norcoreano.

Los tres encuentros anteriores entre Norte y Sur y el papel de Moon como mediador fueron
fundamentales para la celebración de los dos históricos encuentros que mantuvieron Pyonyang
y Washington.