El calor se hará sentir fuerte en los próximos días, al igual que la sequedad del ambiente, según anticipó el meteorólogo Ignacio Nieva.

Ayer la temperatura máxima se ubicó alrededor de los 30 grados y la mínima fue de 7,5 grados centígrados a las 7.30, según informaron desde el Servicio Meteorológico Nacional con sede en el aeropuerto Martín Miguel de Gemes. Para hoy se espera una máxima de entre 28 a 30 grados.

El calor sería intenso, ya que a partir de mañana las máximas superarían los 30 grados.

"Para estos días se estima que ascenderá bastante la temperatura. Se destaca esto a partir del jueves, con valores que superan los 30 grados, pero las jornadas de mayor temperatura serían las del viernes y sábado, durante las cuales las máximas se ubicarían en el rango que va de 34 a 36 grados", detalló Nieva.

El especialista anticipó que para el próximo domingo se estima un descenso leve.

"Bajaría un par de grados la máxima el domingo, día en el que se ubicaría en unos 30´C. Ese cambio de tiempo se estaría operando después del mediodía", indicó.

Posteriormente, el lunes de la semana que viene permanecería fresco, ya que se espera una máxima de 20 grados y una mínima de 19 grados.

"No es que volverá el frío. Ya no, pero si se puede poner fresco. De todos modos, sería una temperatura que uno puede calificar como agradable", comentó Nieva.

Otra característica del tiempo de estos días es que las temperaturas mínimas rondarían entre los 14 a 17 grados, valores que se registrarían por la madrugada.

Los picos

Los días de más calor registrados en lo que va de esta temporada primaveral fueron el 30 de septiembre, jornada en la que se registraron 36,9 grados centígrados. En lo que transcurrió de octubre, el día de mayor temperatura máxima fue el primero, con 31,4.

Otro fenómeno climático que se registra actualmente es el polvo en suspensión, que afecta mayormente a las personas que padecen alergias respiratorias y de piel.

"Como no ha llovido casi nada, hay mucha hoja seca todavía. Todo eso se pulveriza y se suma a la tierra suelta que hay, porque existe una gran sequedad del suelo y del ambiente general, se agrega, por ejemplo, un viento que pasa a los 20 kilómetros por hora y empieza a levantar polvo, entonces las estaciones meteorológicas informan: polvo en suspensión y después polvo levantado por el viento", señaló Nieva.

Humo

El especialista explicó que a las condiciones naturales de la región se añade que todavía persiste la presencia de humo proveniente de los incendios ocurridos los últimos días en Bolivia, en la Chiquitania, una zona de transición de entre el Chaco y la Amazonía, y en Brasil.

"Cuando el viento del norte trae es humo y se añade la tierra en suspensión y otros materiales como las hojas secas que se hacen polvo, se forma un combo. De por sí la primavera es una época de mucha alergia, pero en este caso en especial las condiciones acentúan aún más esto", recalcó.

En tanto, según un reporte del SMN con sede en el aeropuerto Martín Miguel de Gemes, el pronóstico anticipa un cielo despejado a parcialmente nublado, con la posibilidad de alguna precipitación por las serranías salteñas, sobre la cadena de cerros y montañas al oeste de Salta en las próximas horas. Los días sucesivos tendrían una tendencia a cielo despejado.