Desde el Ministerio de Salud Pública de Salta se informó que ya se confirmaron 854 casos de dengue en toda la provincia, al momento negaron que existieran entre ellos casos de dengue grave (o hemorrágico), o de muertes como consecuencia de los contagios. 

Se solicitó seguir con los trabajos de prevención del dengue ante la continuidad de las lluvias.

Desde la coordinación de Epidemiologia, a cargo de Griselda Rangeon, se informó que los casos empezaron a registrarse en las estadísticas desde el primero de octubre del 2018, que es el tiempo de inicio de la vigilancia epidemiológica.

También se aseguró que la totalidad de casos son solo dengue, sin que se hayan detectado contagios por zika o chikunguña.

Se destacó la importancia en los cuidados de limpieza dentro y fuera del domicilio y de no arrojar basura en lugares que no corresponden. De esta manera se evitará la proliferación de ésta y muchas otras enfermedades.

Se aseguró que los pacientes que se notificaron desde Salta capital, según publica Nuevo Diario, tienen nexos epidemiológicos con las localidades del Norte, pero de todas formas se realizaron las tareas de bloqueo correspondientes.

Desde Salud Pública se hace hincapié en la necesidad de que la comunidad sostenga en el tiempo las medidas preventivas, porque más allá de las actividades que se desarrollan desde el estado provincial y los municipios, el principal componente para la lucha contra el dengue es la comunidad, ya que la manera más eficaz de evitar la propagación del mosquito es desde los hogares con tareas de prevención, erradicando los criaderos domiciliarios de mosquitos.

Con la presencia de las lluvias es importante revisar que no se haya acumulado agua en objetos o elementos que se encuentran en el domicilio.

Para ello se debe evitar el estancamiento de agua en recipientes; reemplazar el agua de los floreros por arena húmeda; tapar los tanques de agua; cortar la maleza; eliminar la basura; usar espirales e insecticidas y mosquiteros en puertas y ventanas.