Se trata de una propuesta coordinada por el equipo técnico del programa de Asistencia a las Víctimas del Delito de Trata, ante la detección del ingreso a la provincia de trabajadores golondrinas que llegan de distintos lugares del norte del país o de países vecinos en distintos momentos del año, para realizar trabajos en zonas de chacras y hornos de ladrillos.

Son trasladados junto a su familia en los medios de movilidad inadecuados y sin medidas de seguridad, en algunos casos sin saber el lugar de destino y sin la documentación pertinente.

“Fue una reunión muy positiva en la que se unificaron criterios de intervención y se proyectó capacitar al personal de Seguridad Vial y de la Brigada Rural de las unidades regionales”, destacó la referente del Programa en el Ministerio de Desarrollo Social, Angélica Calfín.

El objetivo es dotarlos de herramientas básicas que le permitan detectar situaciones irregulares que transgreden leyes vigentes.