ESTADOS UNIDOS, Washington D.C.- En una sorprendente votación el jueves, la Cámara de Representantes de EEUU votó unánimemente, 420-0 (con 4 abstenciones) porque el informe de la investigación sobre la inherencia de Rusia en las elecciones del 2016 se haga público en su totalidad. 

La investigación, que lleva a cabo el fiscal especial Robert Mueller, parece estar llegando a su fin, y aunque la medida votada por la Cámara no es obligatoria, que el pedido de su publicación tenga semejante apoyo bipartidista, va a hacer que sea muy difícil que sus resultados no sean divulgados a los estadounidenses. 

"La Cámara acaba de votar 420-0 para demandar que el Congreso y el pueblo Americano reciba completo el reporte de Mueller y sus resultados. Una versión degradada no servirá. No permitiremos que entierren la verdad, sea cual sea. El fiscal general Barr debe escuchar", escribió en su cuenta de Twitter el representante demócrata por California, Adam Schiff

William Barr, el nuevo fiscal general de Trump, había dicho que se sometería a las reglas del Departamento de Justicia, sobre la regulación para las investigaciones especiales, sin aclarar si haría públicos los resultados. 

No sé espera que Mitch McConnell, el líder de los republicanos en el Senado, lleve a votación la medida de la Cámara. Sin embargo, la presión aumenta día a día, mientras se espera que Barr notifique al Congreso una vez que reciba el reporte de Mueller.