"Me subí en Carrefour al cole que venía de Sanidad, lleno pero todos sentados en sus asientos. Después pasó por el casino y cagó porque se subieron todos los niños que salían de las escuelas", comenzó contando la indignada mujer.

"Se re llenó el cole y los pendejos traían en sus manos pelotas y se pusieron a jugar entonces le dieron a mi hija en el ojo. Le pedía al conductor que los baje pero no hizo nada", agregó. 

"¿TANTA MALA EDUCACIÓN TIENEN? POR FAVOR MADRES Y PADRES EDUQUEN A SUS HIJOS", finalizó la señora.

La denuncia: