Este lunes hubo dos colectivos atacados a pedradas. Un chofer resultó herido.

Este lunes por la tarde el municipio capitalino resolvió suspender el ingreso de los ramales 7A y 5B al barrio Cuenca XV por ataques vandálicos en ese sector de la ciudad.

Al menos dos unidades del transporte público fueron atacados durante la tarde. En uno de ellos el chofer de un interno del 7A resultó lesionado.

El director de Transporte, Mauro Espinosa, dijo a LU5 que la decisión se adoptó luego de que -alrededor de las 17:15- una piedra rompió una ventanilla de un colectivo y los vidrios causaron lesiones leves al conductor de la unidad.

"Esto se viene repitiendo hace unos días y hemos tomado la decisión por el peligro que constituye para los trabajadores y los pasajeros", comentó el funcionario municipal.

Con la definición, acordada con el gremio UTA y la empresa Autobuses Neuquén, ahora los ramales 7A y 5B brinda su servicio hasta la esquina de Necochea y Novella.

"Creemos que se trata de un grupo de jóvenes, no tan chicos, que tiran piedras desde un zanjón que divide Cuenca XV con Z1. Tenemos buena comunicación con la Policía y estamos evaluando alternativas", sostuvo Espinosa. Indicó que el domingo también se había registrado un caso similar con la línea 1.

El funcionario municipal adelantó que el martes mantendrá una reunión con el subsecretario de Seguridad de la Provincia.

LEÉ MÁS

Reclamaron gratuidad en el transporte para los discapacitados

Suman 10 colectivos de última generación para Neuquén

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?