La candidatura de Evo Morales a senador para las elecciones de mayo en Bolivia está aún pendiente de que la habilite el órgano electoral, pero uno de los movimientos cívicos con más fuerza en el país ya amenaza con movilizaciones, tras las fuertes protestas después de los fallidos comicios de octubre que obligaron a la renuncia del entonces presidente.

La Asamblea de la Cruceñidad anunció este jueves un paro indefinido y cortes de rutas si el Tribunal Supremo Electoral habilita la candidatura de Morales. Fue la misma modalidad de protesta que llevó a cabo tras las elecciones de octubre, en las que el entonces presidente, Evo Morales, fue declarado ganador, en medio de denuncias de fraude.