El procedimiento ocurrió en cercanías del volcán Llullaillaco a más de 4000 msnm. Personal de la Fuerza, halló el estupefaciente acondicionado en bolsas de arpillera dentro de la caja. La camioneta había sido robada el pasado mes de marzo en Chile. Un hombre de nacionalidad boliviana quedó detenido.

Gendarmería Nacional, en el marco de la lucha contra el narcotráfico llevada adelante por el Ministerio de Seguridad de la Nación, detuvo al conductor del vehículo que trasladaba 380 kilos 17 gramos de cocaína. El hecho tuvo lugar en la provincia de Salta.

Efectivos del Escuadrón 22 “San Antonio de los Cobres”, mientras efectuaban patrullajes nocturnos a más de 4.000 msnm sobre la Ruta Provincial Nº 163, observaron una camioneta que, al advertir la presencia de los gendarmes, detuvo la marcha de forma brusca intentando darse a la fuga.

Inmediatamente, los funcionarios lograron detener el rodado. Ante las características inhóspita de la zona y la ausencia de personas, se procedió al traslado del vehículo al asiento del Grupo "Socompa", donde se realizó una inspección minuciosa, detectando en la caja de carga 12 bolsas tipo arpillera que trasladaban 373 paquetes de cocaína con un peso total de 380 kilos 17 gramos.

Además, se hallaron equipos de comunicación, tablets, computadoras, baterías y demás accesorios. Al pedir los datos del vehículo, los uniformados pudieron constatar que el mismo había sido robado el pasado mes de marzo en la ciudad de Calama, República de Chile.

El Juzgado Federal de Salta, dispuso la detención del conductor (de nacionalidad boliviana), el secuestro del estupefaciente, rodado como así también la incautación de los elementos hallados.