La Policía holandesa investigó este miércoles una "situación sospechosa a bordo de un avión" en el aeropuerto Schiphol de Amsterdam después de que se activara "por error" el protocolo de secuestros desde un avión de Air Europa procedente de Madrid.

Fueron unos minutos en los que la incertidumbre de las autoridades, las fuerzas de seguridad y los pasajeros ganaron la escena en la capital holandesa. Los vehículos de los servicios de emergencia se acercaron hasta el lugar por una posible "amenaza potencial" a la población.